amor cósmico

Transformando pasos

Me pregunté muchas veces a mí misma si era necesario escribir sobre esto. No sé cuántas veces he intentado iniciar estas letras, pero es evidente que ignorarlas durante todo este tiempo se debe a lo que ha significado este último mes y medio para mí. Mi cuerpo, mi mente y esta vez, hasta mi corazón, me dicen que llegó ese final que siempre ignoré, nunca antes experimentaron algo similar… definitivamente hay algo diferente en mi… ¿Lo que aún no logro definir es, si esto estalló por un quiebre total o un silencioso engaño?

¿Un quiebre? Sí, un quiebre, o llamémoslo un balde de agua helada al ver esa única verdad en tus ojos, donde por primera vez en 4 años, no me vi reflejada en tu mirada.  La firmeza y sinceridad que me transmitiste con tus palabras, sin el más mínimo quebranto, me hicieron despertar de un sueño que aún creía que vivía en el corazón de los dos, pero que, a fin de cuentas, era solo mío y se mantuvo siempre vivo por esa conexión que hoy ha desaparecido.

En ese instante se me partió el interior a pedacitos, me quedé vacía y sola, tú te habías ido hace tiempo y yo no me había dado cuenta. Para ti este ciclo se cerró y yo estaba convencida que seguía en pie, para mí el único final era sellar nuestro amor dándonos ese sí para siempre y que contemplaríamos mi panza con dos hermosos seres de luz.

Agradezco la seguridad en tus palabras de despedida porque por primera vez las creí y las sentí reales. Por ellas, todo lo que soñé y construí contigo se desvaneció. Por ellas, ha sido más llevadero este duelo, pues ya no te anhelo, ya no te espero. Por ellas, dejó de existir esa incertidumbre de si podríamos o no estar juntos, ya que la única certeza es que esto terminó para ti. Por ellas, me llené de fortaleza y pude despertar en mi misma para no permitirme continuar apegada a una ilusión que en este punto es sólo mía… y para ti dejo de serla hace mucho.

Desde ese día mi realidad es otra, la vida se ha hecho un poco más ligera, ya no cargo más con el peso de las dudas ni los peros que siempre acompañaron nuestro camino. He dejado de añorarte porque no tiene sentido querer ni esperar a alguien que ya te dejó atrás, no tiene sentido seguir luchando por algo que ya no tiene dos partes.

Los pasos que doy hoy en día, antes no quise darlos por creer que aun caminabas a mi lado así no estuvieras junto a mí. Son los pasos de un nuevo trayecto sin ti. Pasos que a ratos duelen porque no puedo negar que a mi corazón le faltas bastante y aun le cuesta creer que tú ya no estarás más. Son pasos firmes que también se quiebran en llanto pero que me hacen más fuerte y le dan más valor a mi ser. También son pasos desorientados a los que busco darle un rumbo. Son pasos llenos de gratitud por ti, por lo que vivimos y aprendimos, por separarnos y mantenerme hoy de pie.

¿Un engaño? Sí, un engaño…esta palabra le da vueltas y vueltas a mi cabeza, ya que desde ese primer día de octubre tuve que poner por encima de todo a la razón y apagar mi corazón. He sacado fuerzas de no sé dónde, convenciéndome de esta cruda verdad.  Después de tus ultimas y contundentes palabras, algo en mí se apagó, se fundió, se desconectó… y dio paso a un total raciocinio de la situación. Fue blanco o negro, sin ninguno de esos matices que siempre pinté en cada una de nuestras historias. Mi corazón se quebró y desde ese momento entré en un estado racional que desconozco en mí… Aquí es donde me cuestiono ¿qué tan sincera estoy siendo conmigo misma, si en el fondo lo que siempre me ha movido y me ha hecho vibrar es mi esencia llena de amor y sentimientos? No sé si sea un auto engaño por imponerme aceptar esa realidad que mi interior no valida y tal vez sólo esté disfrazando ese dolor tan inmenso que representa perderte para siempre.

Ese engaño también me ha puesto a pensar en mi misma y en lo ciega que estuve por tanto tiempo, por no querer ver que tú, hace mucho tiempo, ya no estabas vibrando en mi misma frecuencia… no sé cómo no caí en cuenta antes. Así tu hablaras de tu espacio de soledad, siempre te sentí conectado a mí, y de un momento a otro dejaste de estar presente. A mi alma aún le cuesta bastante creer que así es… Hay un hueco muy profundo y duele, inevitablemente duele saber que ya no compartimos los mismos sueños después de todo lo que creamos juntos. Debí ser completamente sincera conmigo misma y aceptar que nunca quise un final contigo, intenté soltarte y me despedí de ti incontables veces, pero en el fondo siempre terminabas quedando tú aquí dentro.

Por ahora este es mi tiempo de duelo y aprendo cada día más de mi misma.  Estar atada a historias y emociones no me ayudan a avanzar. Hay que soltar para recibir, finalmente acepto que nuestra conexión cambió para ti, y se que en algún tiempo y lugar también se transformará para mi. Namaste 🙏🏻

Anuncios

3 comentarios sobre “Transformando pasos

  1. Amiga debes ser libre y feliz sin importar que incluso el no te ame, debemos amar sin importar circunstancia, por.muy dura que sea, amar y amarte, el amor verdadero jamás se irá. Sabes yo lo vi un día de reojo, a lo.lejos…solo le pedí al.cielo una vez más que el fiera feliz sin mi y yo sin el, aunque mis lágrimas salían desbordadas a unos metros alejándome de él. ..aunque jamás volviera a verlo, aunque lo amara por siempre y por ende siempre hubiera querido estar con el, pero que siempre fuéramos felices los dos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s