amor cósmico

El día que nunca existió

En mi cabeza se pintó una y mil veces ese 26 de mayo, viéndote desde lejos en salidas internacionales, corriendo a abrazarte para poder sostenerme porque sino lo hacía, no podría mantenerme de pie... un abrazo sin fin, sentiría tu aroma y como me respirarías sobre la nuca, te miraría y me vería a través… Sigue leyendo El día que nunca existió

Anuncios