amor cósmico

Estados al darnos “un tiempo”

 

Cuando necesites tu espacio porque algo anda mal tómatelo, dime que lo necesitas y ahí lo tienes pero no calles y una semana después vuelvas a decirme que te vas.  Sólo háblame, tú sabes que yo estoy siempre para ti y a la vez quiero que veas que respeto tus espacios para pensar.

No quiero matarme la cabeza envideandome si un día amaneces bien conmigo y al otro todo cambia.  Si lo que tenemos es tan fuerte,  no creo que sea necesario estar en el juego de volver y terminar. Los dos tenemos claro que queremos estar juntos, entonces sencillamente es que cuando veas que tus ”peros’ se dibujan en el panorama, dímelo y tómate ese tiempo, mis sentimientos por ti no cambiarán.

 

Estado 1

Amanecí con unas ganas inmensas de hablarte, y como todos los días de desearte un feliz día y saber cómo estas…. Ya habíamos dicho que alejarnos de esta forma no es sano, y tal vez yo me arrebaté a hacerlo porque no encontraba otra manera de ayudarnos, pero no es nada fácil, es algo que estoy haciendo por ti y me cuesta, me cuesta porque lo único que quiero hacer en este momento es salir corriendo a abrazarte. Por más que crea y confíe en ti, es inevitable que una parte de mi (esa voz maliciosa) ponga en tela de juicio todo y me diga que todo fue una mentira.

En todo el día no te has salido de mi mente, siento un inmenso vacío en mi interior, un malestar, un sinsabor, me cuesta respirar, la incertidumbre se hace cada vez más fuere y negativa con el paso de las horas. No quiero perderte y lo que hice fue alejarte? Todo está en tus manos y yo quedo a la deriva, esperando, esperando esperando… es justo? No sé cómo tomar este tiempo para mi, si es para ti…

 

Estado 2

Dejo que se eleve mi mente y siento que tu agradecimiento suena a despedida. Es inevitable, no puedo parar mi cabeza y ahora que me dice cosas que no quiero oír, me habla sobre el sentido recto de las cosas y hasta me hace cuestionar lo nuestro más allá de tu verdad y si ya nuestro libro llego a su final. Miro nuestras fotos y me parece irreal…

Sé que te duele pero esas lágrimas al darnos este espacio, me demuestran algo mas allá de tu dolor por esa confusión… y es que posiblemente sabes que me harás daño (tal vez yo también muy en el fondo lo sé) y prefieres alejarte, que condenarme.

Me dices que “estas de viaje”, que volverás algún día,  pero no saber lo más mínimo de ti me destroza, estas presente en cada instante. No sé si este miedo es por la inseguridad que se empieza a generar por la misma distancia o por la falta de credibilidad en tus sentimientos, me pides que pare mi cabeza, pero cómo si ya eres parte de mis días y ahora no estás? No sé cómo tomar este tiempo para mí, no quiero ver lo que me  esta presentando porque lo niego, no lo concibo, en cualquier momento todo puede dar un giro que me lanzara al vacío. Será que construimos todo sobre arenas movedizas?

 

Estado 3

No encuentro las palabras que llenen la distancia que existe entre nosotros, siempre tengo una tonelada de letras para ti y hoy el silencio se adueña de mí. Creo que ya lo sabes todo, he dicho hasta de más, y aun así, esto vuelve a  suceder… estoy lejos de ti y ya conoces como me pone esto, puede ser ya el cansancio de que se repita de nuevo.

No sé si tú sientas ese ahogo que me genera tu ausencia, la incertidumbre del pasar de los días sin saber que esté pasando por tu cabeza, sin saber si tu amor se apaga con la claridad que puedas empezar a tener. Veo como todos son temores míos, de que ya no estés aquí, que nuestro camino haya llegado a su final, que ese “por algo” que nos cruzamos haya cumplido su cometido y ahora debamos soltarnos de la mano.

 

Estado 4

No sé si esta vez sea parte de la madurez de nuestra relación o demuestre lo puros que son los sentimientos, alejados de cualquier apego, solo queriendo el bienestar del otro. No puedo decirte como estaré al estar distanciados, porque de solo pensarlo se me revuelve todo en mi interior y llegan a mi todos esos temores, inseguridades, cuestionamientos latentes que ya conoces, pero no encuentro otra manera de ayudarte y de hecho ayudar a nuestra relación y saber si podemos continuar este camino juntos. No puedo negarte que me aterra que cuando regreses me digas que te vas para siempre y todo haya sido una ilusión, un castillo de arena que el agua del mar hará desaparecer.

Y en este preciso momento, solo hace unos minutos después de nuestra despedida, me siento derrumbada y cuestionándome el por qué tomé esa decisión tan tonta pues estar lejos de ti y sin hablarte, ha sido la tristeza más grande desde que estamos juntos. Este espacio es una muestra pura de mi amor hacia ti, desprendida de todo, es el riesgo más grande que he tomado a tu lado y soy responsable de lo que pase y tendré que asumir las consecuencias que se vengan.

3 comentarios sobre “Estados al darnos “un tiempo”

  1. Sabes, a parecer alguien mas entro a nuestro espacio, creo que desde hace mucho y desde entonces no se cuando en verdad y donde esta el, solo cuando mi corazón y mi mente pueden coincidir claramente por las vivencias y cosas que solo sabemos los dos, pero me temo que esta otra persona también sabe mucho…y desde entonces aunque he luchado y mi intención era estar siempre mas cerca de el, no he podido, quien podría?! si se corre el riesgo de vender o dar un amor a alguien a quien no le pertenece y eso me parece injusto!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s